transformación personal

El qué, el por qué y el cómo de la transformación personal

Supongo que estás leyendo este artículo de transformación personal porque puedes estar buscando cambiar o transformar tu vida de una forma u otra. Quizás hay un área de tu vida en la que te sientes estancado, quizás hay un sentimiento o una emoción que ya no deseas experimentar, o posiblemente ya no prefieres seguir en las mismas condiciones.

También es muy probable que hayas tratado de cambiar estas cosas en tu vida antes, y aunque ciertamente te mantuviste con energía durante un período de tiempo, tarde o temprano te encontraste volviendo a tu antiguo yo y comenzaste a demostrar los mismos hábitos que tenías y querías cambiar en un primer momento

Con este artículo no pretendo generar una chispa más de motivación en tu vida que dure poco tiempo, sino dotarte del conocimiento científico que va detrás de la transformación de uno mismo, haciendo del Cambio Personal un proceso lógico para ti.

Entonces, primero definamos qué es la Transformación Personal, o ¿qué significa para ti el Cambio Personal en el nivel más fundamental?

La transformación personal (o cambiarse a uno mismo) realmente significa poder demostrar cómodamente nuevos comportamientos que producen nuevos resultados en tu vida, lo que a su vez hace que te sientas diferente.

Suponiendo que estés de acuerdo con esta definición, lo central a tener en cuenta aquí es que el resultado final es un sentimiento, es decir, has decidido cambiar algo en tu vida porque estás persiguiendo un sentimiento en particular. Por ejemplo, quieres sentirte seguro y atractivo cuando decides perder peso, quieres sentirte feliz y realizado cuando decides continuar con tus proyectos paralelos/pasatiempos, etc.

Si un sentimiento es una meta, entonces razonemos por qué te sientes como te sientes. ¿Estarías de acuerdo en que la forma en que te sientes depende de las experiencias que tengas en este momento y sobre todo, el significado que las das? Dando un paso atrás, ¿estarías también de acuerdo en que tus experiencias están determinadas por cómo comportarse/actuar en tu entorno? Dando otro paso atrás, ¿tus acciones o comportamientos no dependerían de las decisiones que tomes en una situación dada? Y finalmente, ¿las elecciones que haces no dependen de los pensamientos que has estado pensando en este momento?

Ten en cuenta que la comprensión de este concepto (como lo explica el Dr. Joe Dispenza en su libro “Rompiendo el hábito de ser uno mismo”) de que “tus pensamientos determinan tus elecciones, tus elecciones determinan tus comportamientos, tus comportamientos determinan tus experiencias y tus las experiencias generan los sentimientos” es sumamente relevante para apreciar lo que hay detrás del proceso de transformación personal.

Entonces, una conclusión natural sería: si tus pensamientos finalmente determinan tus sentimientos, y si esencialmente estás corriendo detrás de un sentimiento, entonces cambiarte a ti mismo significa cambiar tu forma de pensar. Sin embargo, antes de concluir esto, me gustaría presentar qué son las Creencias y cómo afectan e interactúan con nuestro proceso de pensamiento.

La creencia es una aceptación incuestionable de que una declaración es verdadera o que algo existePor ejemplo, una creencia podría ser que todo siempre sale bien.

Por ejemplo, si estás trabajando en un proyecto impulsado por una fecha límite sensible al tiempo, y crees indiscutiblemente que todo siempre sale bien, es más probable que pienses con claridad sobre las tareas que tienes entre manos, optes por no estresarte y más bien tomes las decisiones como un desafío, te comportas de manera enfocada y probablemente alentas a otros a hacer lo mismo, experimentas un alto rendimiento a pesar de la situación estresante, que finalmente te hace sentir realizado, inspirado, energizado y feliz.

Por lo tanto, con base en la ilustración anterior, prueba que son tus creencias las que impulsan tus pensamientos que luego generan tus sentimientos.

Creencias → Pensamientos → Elecciones → Comportamientos → Experiencias → Sentimientos

Ahora, imagina qué pasaría si en lugar de creer que todo siempre sale bien, creyeras que no puedes trabajar bien en situaciones estresantes o que siempre tienes plazos irrazonables……

No es difícil imaginar que el resultado de la misma situación estresante (y por lo tanto tu realidad) sería muy diferente, eso te haría sentir enojado, frustrado, desinflado y victimizado.

Por lo tanto, algunas de tus creencias pueden apoyarte en tu crecimiento, otras pueden limitar o impedir tu éxito. Si bien la situación en tu entorno externo puede seguir siendo la misma, la forma en que eliges reaccionar ante ella determina en última instancia tu realidad.

Las creencias que te impiden lograr los resultados deseados se denominan creencias autolimitantes . La conclusión aquí es que, para cambiar, debes identificar estas creencias limitantes que han producido resultados no deseados en tu vida y cambiarlas.

Ya que ahora apreciamos que:

  • El cambio personal es la capacidad de demostrar cómodamente nuevos comportamientos que producen nuevos resultados en tu vida que, a su vez, hacen que te sientas diferente;
  • Nuestras creencias impulsan nuestros pensamientos que en última instancia generan los sentimientos;
  • Básicamente estamos persiguiendo los sentimientos como resultado final del cambio; y
  • El primer paso para hacer un cambio duradero es identificar nuestras creencias limitantes y cambiarlas por nuevas creencias que reflejen nuestro destino deseado.

profundicemos en por qué cambiarse a sí mismo es un proceso tan difícil e incómodo. ¿te parece?

¿Por qué es difícil cambiar?

En esta etapa, es importante establecer que tu mente tiene dos compartimentos; uno es la mente consciente (que es solo del 5 al 10 %) y el resto, del 90 al 95 %, es su mente subconsciente. Tu mente consciente es tu mente objetiva o pensante que es responsable de tomar decisiones, planificar, aprender nueva información, etc.

Tu mente subconsciente es tu banco de memoria que realiza la función de almacenar y recuperar datos y mantener los sistemas de tu cuerpo funcionando de manera eficiente (es decir, funcionamiento del corazón, digestión, creación de enzimas y proteínas para el mantenimiento del organismo, etc.). 

Es en tu mente subconsciente donde residen todas tus creencias sobre la vida.

Nacho Fernández

Entonces, ¿no te gustaría saber cómo se programaron estas creencias en tu mente subconsciente en primer lugar?

Mira…

Tu programación subconsciente comienza en el momento en que naces (la ciencia en realidad sugiere que comenzamos a descargar información tan pronto como a las seis semanas del momento en que somos concebidos y mientras aún estamos en el útero de nuestra madre a través de las emociones que experimenta durante su embarazo). 

Desde el momento del nacimiento hasta la edad de siete años, la función principal del cerebro es observar y registrar la información del entorno exterior sin ningún filtro (información como creencias y comportamientos necesarios para operar en este mundo). Entonces, si tus padres demostraron las emociones de indignidad, culpa, sufrimiento, victimización, resentimiento, etc. mientras crecías, descargarías estas emociones sin ningún filtro y formarías creencias iguales a estas emociones. 

A medida que creces más allá de los siete años, comienzas a poner algo de peso en tus propias experiencias de vida, pero aún eres muy sugestionable a la información de tu entorno exterior. Solo alrededor de los 13 años, has desarrollado tu propia mente analítica/pensante. Pero lo más importante a tener en cuenta es que la mayor parte de tu programación subconsciente está completa cuando cumple 13 años.

Por lo tanto, mientras te motivas después de leer un artículo o un libro de autoayuda o al ver un video y tomas una decisión consciente de cambiar, la motivación se desvanece bastante rápido si tus creencias no apoyan tu estado futuro deseado. 

Por ejemplo, si deseas perder peso, pero crees que la obesidad viene de familia y es un problema genético, entonces es más probable que regreses a tus viejos hábitos. Esto sucede porque básicamente estás atrapado en la lucha entre tu mente consciente del 5% – ​​10% (que quiere que cambies) y la mente subconsciente del 90% al 95% (que contiene tus creencias probablemente responsables de crear tu realidad presente). 

Debido a los estados conflictivos de tus mentes consciente y subconsciente, el verdadero cambio nunca ocurre y terminan encontrándose en las mismas situaciones no deseadas una y otra vez.

¿Por qué el cambio se siente tan incómodo en un proceso de transformación personal?

Como ya sabes, debido a las creencias que tenemos en nuestra vida,

pensamos → elegimos → nos comportamos → experimentamos → sentimos de cierta manera. 

Con el tiempo, por medio de esta redundancia de pensamiento y sentimiento (es decir, después de que pensamos y sentimos de la misma manera una y otra vez), programamos neurológicamente nuestro cerebro (los pensamientos son neuronas que se activan en secuencias establecidas) y condicionamos neuroquímicamente nuestro cuerpo ( sentimientos son el resultado de las reacciones químicas en el cuerpo). 

Esta forma de pensar y sentir se convierte en una parte central de nuestra personalidad, un estado familiar del ser que identificamos como nosotros mismos. Básicamente nos volvemos adictos a ser nosotros mismos. Y como con cualquier adicción, cuando tratamos de cambiar algo en nuestra vida, nuestro cuerpo anhela los mismos químicos familiares (¡sentimientos!) que le hemos estado suministrando durante varios años. 

Con este conocimiento de qué y por qué , también quiero darte el modelo de cómo inspirar una transformación personal consciente y duradero en tu vida.

Te recomiendo un proceso de tres pasos:

1. CONSCIENCIA : tomar conciencia de Tu yo actual/antiguo

2. ASPIRAR — creando una visión inspiradora de Tu futuro

3. ACTUAR — demostrando convertirte en tu nuevo yo

Paso #1 “ CONSCIENTE” se ocupa de la conciencia de tu antiguo yo. 

En este paso, primero descubres tus creencias que están en conflicto con el cambio que deseas traer a tu vida, y luego tomas conciencia de cómo operas (es decir, piensas, sientes y actúas) a partir de estas creencias. 

A medida que hagas este ejercicio, comenzarás a notar que algunas de tus creencias como “No tengo suficiente tiempo”, “Subo de peso con facilidad”, “Las cosas siempre resultan más difíciles de lo que parece”, “Tengo que trabajar más duro que los demás”, “Todos los chicos/chicas buenos ya están ocupados”, etc. son exactamente las cosas que te impiden demostrar los comportamientos necesarios para alcanzar el estado futuro deseado. A través de este proceso de evaluación y conciencia, reconoces que la mayoría de tus creencias limitantes son el registro del pasado y es posible que no tengan nada que ver con su futuro.

Paso #2 “ ASPIRA ”

Se trata de crear una visión inspiradora de tu nuevo yo, incluyendo plantar una creencia que refleje tu nuevo destino.

1. Determina un evento futuro que quieras presenciar como el nuevo yo.

2. Se jugoso con los detalles y enumera de 3 a 5 grandes cosas que se harán realidad con el desarrollo de este evento futuro.

3. Ahora visualízate en el evento futuro y observa cómo te sentirías y cómo te comportarías como tu nuevo yo.

Ten en cuenta que inspirarse verdaderamente es la clave, ya que las acciones, cuando se inspiran en una visión de tu futuro, tienen más probabilidades de convertirse en hábitos a largo plazo.

Paso #3 “ ACTUAR ”

Es donde planeas acciones específicas todos los días para demostrar cómo te conviertes en tu nuevo yo. 

En este paso, enumera de 1 a 3 cosas importantes en las que debes concentrarte todos los días. Recuerda, lo principal aquí es mantener lo principal como lo principal. Al priorizar tus tareas diarias, házte la siguiente pregunta: ¿completar qué tarea me acercaría más al evento futuro? Visualízate en el evento futuro todos los días y recuerda los sentimientos que identificaste durante la fase “ASPIRAR”. 

Estos sentimientos producen la carga emocional (o la energía) dentro de ti para activar tu mente subconsciente y te ayuda a registrar una nueva creencia que refleja tu nuevo destino. Al repetir y ensayar estos sentimientos durante tus visualizaciones diarias, esencialmente estás reprogramando tu mente subconsciente a la nueva expresión de ti mismo, haciendo así que el cambio sea real. 

Finalmente, haz una revisión diaria/semanal/mensual para autoevaluar cómo te fue y si hay algo que puedas hacer de manera diferente.

Al finalizar este artículo, mi esperanza es que puedas aplicar esta información para crear deliberadamente la vida que siempre has deseado. Eres capaz de reconocer tu propia grandeza y saber que estás destinado a lograr lo que quieras en tu vida. Tu transformación personal.

Al tomar responsabilidad personal para lograr transformación personal deseada en tu vida, espero que también aceptes que habrá momentos en los que caerás en algún tipo de “desgracia”, pero sigue siendo amable contigo mismo. Es parte del camino.

Por último, pero no menos importante, espero que reconozcas que la determinación y constancia que requiere puede ser agotador en algunos momentos, pero si aguantas y persistes mientras cruzas el río del cambio, con el tiempo (breve) disfrutarás de los resultados.

Y ya sabes… si necesitas ayuda o quieres ir más rápido ponte en contacto con nosotros aquí para una entrevista personal.

Reserva sesion gratuita

Acerca del autor

Web | + posts

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Comparte con tu gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable » Lidis Espinoza Trejo Finalidad » Gestionar los comentarios Legitimación » tu consentimiento (que estás de acuerdo) Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround España (proveedor de hosting de TERAPIAYCRECIMIENTOPERSONAL) dentro de la UE . Ver política de privacidad de Site Ground (https://www.siteground.es/privacidad.htm) Derechos » por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba