15 Maneras de Difundir La Amabilidad en Tu Mundo
15 Maneras de Difundir La Amabilidad

15 Maneras de Difundir La Amabilidad en Tu Mundo

La amabilidad es a menudo una cosa bastante simple de difundir en el mundo. Pero a menudo nos olvidamos de ella. O no recordamos cómo nos puede ayudar.

Tres cosas que me gustan tener en cuenta y que me ayudan a tratar de ser una persona más amable son estas:

Consigo lo que doy. Sí, algunas personas serán ingratas, miserables y no reciprocas… no importa lo que puedan hacer: la mayoría de la gente con el tiempo te tratan como tú las tratas.

Al ser más amable con los demás hay más probabilidades de ser más amable conmigo mismo. Puede sonar un poco extraño, pero mi experiencia es que cuando demuestro amabilidad con los demás mi autoestima sube y consigo tener más alto el concepto de mí mismo.

Simplemente hace que mi pequeño mundo sea un lugar mejor y más feliz

'Olvídate de las injurias, nunca olvides las bondades.' Confucio

Entonces, ¿cómo puedes empezar a difundir la amabilidad en tu vida diaria? Te propongo 15 maneras de hacerlo.

 Escoge una de los ellas que resuene contigo y empieza a difundir la amabilidad hoy

1.- Expresa tu gratitud.

Piensa que puedes agradecer de alguien en tu vida. Tal vez que sea un buen oyente, o que a menudo se apresura a ayudar o que siempre añade grandes canciones a una lista de reproducción de Spotify.  🙂 

O, simplemente, te sujetó la puerta para que pasaras.

Después expresa esa gratitud en un simple “¡gracias!”  o en una o dos frases sinceras.

2.- Sustituye los juicios.

A nadie le gusta ser juzgado. Y cuanto más se juzgan a otras personas más se tiende a juzgarse a uno mismo. Así que a pesar de la ventaja temporal de obtener placer al juzgar a las personas no es un buen o inteligente hábito a largo plazo.

3.- Sustituye la crítica no constructiva.

Trata de animar en lugar de criticar. Os ayuda a ambos a elevar vuestra autoestima, haciendo un mejor trabajo. Y va a hacer las cosas más divertidas y más alegres a largo plazo.

4.- Ponte en los zapatos de la otra persona.

Es muy fácil recurrir a la crueldad cuando ves las cosas únicamente desde tu perspectiva. Dos preguntas que me ayudan a ver y entender mejor otros puntos de vista son:

¿Cómo pensaría y me sentiría si yo estuviera en “sus zapatos”?

¿Qué partes de esta persona puedo ver en mí mismo?

5.- Recuerda cómo te hace sentir la amabilidad de la gente.

Siéntate durante unos minutos y trata de recordar las veces en las que la amabilidad de otras personas realmente te “tocó” y te ayudó a salir de donde estabas.

Después, piensa en cómo puedes hacer esas mismas cosas en otra persona en su vida.

6.- Expresa amabilidad por algo que a menudo puede darse por sentado.

Es fácil de expresar amabilidad y bondad cuando alguien está teniendo un mal momento o simplemente ha terminado un proyecto importante.

Pero también recuerda expresar amabilidad en las cosas simples y pequeñas por ejemplo cuando alguien sigue poniendo tanto amor en las cenas que comes. O cuando llegan a tiempo todos los días y hacen bien su trabajo.

7.- Oculta una nota sorprendente y amable.

Deja una pequeña nota con una frase amorosa o alentadora en el portátil de tu socio o compañero,  en la mochila de tu hijo o en el libro de tu mujer que esté leyendo en este momento. Ese minuto de tu tiempo logrará que ponga una sonrisa en su cara y esté más alegre y motivado/a .

8.-Sólo estate allí.

Escucha – sin pensar en otra cosa – cuando alguien necesita desahogarse. Sólo estate allí plenamente, con toda tu atención. O ten una conversación y ayuda a alguien a encontrar su camino, liberándole de miedos y guiándole hacía una perspectiva más constructiva y razonable.

9.- Recuerda también los pequeños actos de amabilidad.

Deja que alguien se meta en tu carril mientras conduce. Si, ya sé que es difícil .. 😉 , pero ¡hazlo!

Sostén la puerta para que alguien pase o pregunta si necesitan ayuda cuando están consultando un mapa con una mirada confusa.

10.- Da a alguien un regalo alentador

Alguien en tu vida puede estar atravesando por un momento difícil en estos momentos. Puedes regalarle un libro de inspiración o el DVD de su  película favorita. O simplemente envíale un correo electrónico con un enlace a algo inspirador que has encontrado navegando por internet.

11.- Ayuda a alguien en cualquier lugar y momento.

Echa una mano cuando se está haciendo la cena o tu hijo/a se está arreglando antes de salir de fiesta. Si necesitan información ayúdales buscando en Google o preguntando a alguien que conoces. Cualquier momento es bueno para mostrar tu amabilidad.

12.- Ayuda a la gente de tu entorno a ver cómo “están haciendo una diferencia” en sus entornos.

Cuando hablas con alguien acerca del día que han tenido o de lo que ha estado sucediendo últimamente, asegúrate a continuación de señalarles que ellos también han difundido la amabilidad dando valor a las personas que les rodean. Las personas están a menudo inconscientes de las cosas positivas que hacen o son minimizadas por sus automatismos inconscientes.

Así que ese recordatorio les ayudará a verse a sí mismos con una luz más positiva, mejorando su propia autoestima.

13.- Recuerda las 3 razones de la amabilidad del principio de este artículo.

Te ayudará a ser más amable, incluso cuando no siempre puedas sentirte así. Te animo a que escribas esas razones en un pedazo de papel y pongas esa nota donde la puedas ver todos los días.

14.- Cadena de favores.

¿Has visto la película “Cadena de Favores”? Tienes un resumen aquí y el tráiler aquí

Cuando alguien ha mostrado su amabilidad contigo- no importa cuán grande o pequeño haya sido – a continuación, trata de pagar esa amabilidad siendo amable con alguien tan pronto como te sea posible.

15.- Y por supuesto…. sé amable contigo mismo.

Así tratarás también con más amabilidad a otras personas de forma natural . Es realmente un hábito ganar-ganar.

Una forma sencilla de empezar a ser más amable contigo mismo es cada noche escribir 5 cosas que aprecias de ti y sobre lo que has hecho ese día.

Si te ha gustado el artículo, dale un “Me gusta”. Si conoces a alguien a quien le pueda interesar, compártelo en tus redes sociales. Y si tienes algo que decirme, hazlo en un comentario

Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Deja tu comentario: