Diferencias Entre Unas Metas Claras y Definidas y Sueños (2)
Las diferencias Entre Unas Metas Claras y Definidas y Sueños Difusos y Vagos (2)

Las diferencias Entre Unas Metas Claras y Definidas y Sueños Difusos y Vagos (2)

Estableciendo unas metas alcanzables, claras y definidas

 

¿Es mejor viajar en la esperanza?

Es mejor viajar lleno de esperanza que llegar Proverbio Japonés

Es un pensamiento un poco extraño ya que parece sugerir que se debe pasar por la vida simplemente con la esperanza de que algo bueno va a ocurrir en lugar de seleccionar unas metas claras y definidas y perseguirlas.

Incluso antes de involucrarme con la muy pragmática PNL, siempre he sido bastante sospechoso de esta gran cosa tan cacareada llamada “esperanza”. Según mi diccionario, esperanza es una “sensación de deseo de algo y la confianza en la posibilidad de su cumplimiento”.

Estoy de acuerdo en que, cuando te encuentras en una situación desesperada y algo impide activamente la adopción de medidas que te ayudarían, la esperanza es mejor que la desesperación.

Pero, en general, y en la vida cotidiana normal, vivir en la esperanza es un proceso pasivo y cuestionable (a menos que te apoyes en el curso de una acción, en cuyo caso ya no es esperanza sino una creencia).

Esto no es un pensamiento muy original, claro está.

Mira el pasaje bíblico

La esperanza que se demora enferma el corazón; pero el deseo cumplido, es árbol de vida.Proverbios 13:12

Como la mayoría de las citas bíblicas se puede interpretar lo que quieras de ellas.

Mi opinión en este caso es que algo que estas esperando pasivamente, no es sólo inútil sino que es probable que te lleve a la desesperación, mientras que, por otro lado, desear algo y seguir un plan de acción para conseguirlo es una opción más saludable.

En la primera parte de este artículo consideramos 5 pasos clave en la diferenciación entre Unas Metas Claras y Precisas y Sueños Difusos y Vagos .

A modo de resumen…

(1) Asegúrate de que tienes un resultado claramente definido. En lugar de entretenerte en sueños vagos y borrosos, se preciso en lo que quieres, por qué lo quieres, y cómo vas a conseguirlo.

(2) Visualiza unas metas claras y definidas “disociándote” en vez de “vivir” en ellas. Esto te impide la acción centrada.

(3) Enlaza tus metas con tus valores. Ser claro acerca de los sentimientos que experimentarás al lograr unas metas claras y definidas te ayuda a mantenerte motivado.

(4) Asegúrate de que eres “tú” para lograrlo. Si tu objetivo no encaja con la forma en que piensas sobre tí mismo, en otras palabras, si no eres “tú”, es poco probable que las logres o que disfrutes del objetivo si lo logras.

(5) Ten un plan de acción detallado y oportuno para avanzar hacia tu meta.

Esas son las 5 claves para unas metas claras y definidas.

El proceso de unas metas claras y definidas bien diseñadas

 

Ahora nos vamos a fijar en cómo seguir el paso 1 utilizando la fórmula de la PNL para garantizar que las metas sean claras, precisas y cuidadosamente construidas.

Es una versión del modelo de la PNL conocido como “objetivos bien formados

Esta versión hace que tu objetivo sea más claro, más realista y más alcanzable.

Para diseñar tu objetivo vas a ir a través de los siguientes seis pasos…

  1. Concéntrate en lo que quieres en vez de lo que no quieres

Debe ser lo que deseas. en lugar de que lo que no deseas. En otras palabras, defínelo en positivo.

Lo qué nos motiva para cambiar no es la atracción de los resultados futuros, sino la incomodidad de la situación actual.

La dificultad (y la paradoja) con esto es que cuanto más te enfocas en lo que no deseas más obsesionado te vuelves con ello.

La persona con ira comienza a ver razones por todas partes para estar enfadado .

La persona con sobrepeso comienza a fijarse en la alimentación y en la necesidad de sentirse llena.

El fumador ve gente disfrutando de cigarrillos por todas partes y se convence de que la vida perderá todo el sentido si no puede fumar nunca más.

Si tu objetivo es “yo no quiero perder los estribos” continuamente te entrarás en no estar enfadado y no en estar tranquilo o razonable o afable y agradable y disfrutar de buenas relaciones con las personas cercanas a ti.

Si tu objetivo es “No quiero seguir siendo gordo” continuamente estarás pensando en ti mismo como un ser de grasa en lugar de centrar la atención en una persona más delgada, más saludable y más feliz.

Si tu objetivo es “yo no quiero fumar más cigarrillos” tu imaginación está siendo continuamente alimentada con mensajes acerca de cigarrillos (que alimenta el ansia de  “humo”) y no en lo que experimentarás al ser libre de humo.

Estos objetivos de negación es útil reformularlos en forma positiva.

Por ejemplo: “Quiero ser capaz de mantener la calma en estas situaciones“, o “ quiero llegar a este peso dentro de este período de tiempo “o “quiero disfrutar de una mejor salud y mejorar la autoestima a través de convertirme en un ex fumador“.

  1. Ten una forma de saber cuándo has logrado tus metas claras y definidas.

Este es el paso llamado de evidencia.

Debes tener una idea clara de tí mismo después de haber logrado este objetivo.

Esto le da a tu cerebro y, en particular, a tu sistema de activación reticular, un objetivo al cuál dirigirse.

Cuidado con lo que establece tu corazón, ya que seguramente será tuyo.Ralph Waldo Emerson

El cerebro busca llevar tus sueños a tu realidad. Si prestas mucha atención a tus pensamientos de ser saludable es probable que sea la forma en la que desarrollarás tu vida. Lo mismo se aplica si te centras en aquellos pensamientos de convertirte en poco saludable.

Si piensas acerca de tu ira y recordando las situaciones de ira, es probable que sigas siendo una “persona enojada”.

Si piensas mucho sobre la comida, en los alimentos que no debes comer te antojarás más de ellos.

Y si pasas mucho de tiempo tratando de “no” tener un cigarrillo en tu boca estarás simplemente avivando el fuego de tu antojo.

Pero ya que no puedes no pensar en algo es interesante disponer de un pensamiento de reemplazo y tener una serie de pensamientos listos.

Estos serán los pensamientos de cómo quieres ser.

No basta con unas metas claras y definidas…

Si no tienes estos datos es poco probable que alcances tus metas. Es un poco como tratar de caminar hacia tu futuro, mientras estás mirando hacia atrás.

En los tres ejemplos que he seleccionado debes verte a tí mismo como si estuvieras viendo una instantánea o un video de ti mismo, como si fueras un espectador.

Mírate a ti mismo después de haber sustituido las viejas respuestas de enfado con una actitud más humorística,  más tranquila y más razonable. O una idea clara de ti mismo disfrutando de haber alcanzado un peso y un tamaño más saludable y más agradable. Obsérvate a ti mismo disfrutando de los muchos beneficios de ser alguien exfumador.

  1. Es útil que sepas cuándo y dónde lo quieres cuándo y dónde no lo quieres

Es útil también especificar dónde deseas tener este resultado y donde no quieres tenerlo.

Me explico un poco más con un ejemplo…

Sentirte más tranquilo en una situación particular sería especificar dónde desea tener esta tranquilidad.

A lo mejor lo quieres tener con tu esposa pero no lo quieres tener cuando alguien te está agrediendo.

Por otra parte es posible que desees mantener la calma en todas las situaciones. Lo mismo se aplica a sentirse más delgado o para sentirse libre de cigarrillos y disfrutar de una mejor salud.

Sin embargo vamos a decir, por ejemplo, que tu objetivo es ser más asertivo. Es posible que desees ser más asertivo en algunas situaciones y no en otras. Si tu objetivo es estar más relajado es posible que desees hacer esto en casa o en el trabajo – pero ¿te gustaría sentirte así en el campo de fútbol o en una fiesta animada?

  1. Asegúrate de que es algo que se puede lograr

Una gran cantidad de sueños siguen siendo sueños, ya que requieren de otras personas para lograrlos.

Algunos ejemplos son: “Quiero ser amado.” “Quiero tener una mejor relación” “Yo quiero ser popular”..

Cada uno de ellos están mal planteados ya que requieren de otras personas para cambiar tu comportamiento y esto no entra dentro del proceso de establecer unas metas claras y definidas.

¡Es un deseo o un sueño!

No se puede obligar a otras personas a que sientan o se comporten de una determinada manera (aunque mucha gente que se enfada no parece darse cuenta de esto). Puedes influir en ellas, negociar con ellas, suplicarlas, o sobornarlas, pero eso es todo.

Todavía tienen la última palabra.

Para tener unas metas claras y precisas y estar bien formadas un resultado tiene que estar dentro de tu ámbito de influencia.

No puedes hacer que alguien te ame. Una relación requiere el aporte de todos los participantes, y tu popularidad o la falta de ella no es algo que puedes influir directamente ya que depende del gusto de aquellos con los que te gustaría ser popular.

Volviendo a nuestros tres ejemplos.

Convertirse en más tranquilo debe lograrse como resultado de tus propios esfuerzos. Esto significa que debes ser capaz de permanecer calmado en situaciones que antes hubieran saltado de tus casillas incluso si todo el mundo sigue comportándose exactamente de la misma manera.

Unas metas claras y definidas para convertirse en más delgado y más ligero de peso debes incluir la capacidad de poder manejar tu alimentación, incluso si las personas que te rodean siguen comiendo un montón de comida que engorda.

Tu futuro libre de humo debe incluir la capacidad de poder estar cómodo, incluso si otras personas a tu alrededor están fumando cigarrillos.

La segunda parte de este paso particular en el proceso es que debes explicar lo que hay que hacer para lograr tu objetivo en una realidad.

Requieres detallar tu plan de acción.

  1. Unas metas claras y definidas y sus ventajas y desventajas

Identifica las ventajas y las desventajas de unas metas claras y definidas.

Cuando decidimos lograr algo que deseamos, muchos de nosotros tendemos a “hipnotizarnos” con lo perfecto que será la vida cuando lo logremos.

Déjame decirte algo….

¡esto no es realista!

No solo un cambio de estilo puede hacer que la vida sea casi perfecta. Si no evaluamos de manera realista los altos y los bajos del camino es probable que se entrometan en el camino y nos impidan disfrutar de los beneficios una vez que lo hemos logrado.

Detalla todas y cada una de las ventajas que obtendrás al lograr tu resultado.

Este es un ejercicio altamente motivacional.

Pero, además, detalla todos y cada uno de los inconvenientes o desventajas que se puedan presentar.

Echemos un vistazo a nuestros ejemplos.

Con el objetivo de ser más tranquilo en situaciones que anteriormente te irritaban, podrías decir que no vas a tener la satisfacción de ver a otras personas intimidadas por tu comportamiento. Y esto puede significar que tienes que permitir que otras personas “se salgan con la suya”, cuando no cumplen con tus estándares o cuando se comportan de maneras de las cuales tu desapruebas.

Lograr un peso saludable probablemente incluirá tener que comer menos, tener que renunciar a tus alimentos favoritos, hacer ejercicio en momentos inoportunos, y toda una serie de otros inconvenientes.

Estar sano y libre de cigarrillos implicará antojos físicos y molestias durante una semana o dos. También implicará antojos psicológicos que tendrás que soportar, si bien bajará de intensidad, después con el tiempo.

Al detallar y reconocer las ventajas y las desventajas por adelantado te acercarás a la situación con realismo, ya sabes qué esperar, y podrás tomar decisiones con más facilidad para disfrutar de los beneficios de tu éxito.

  1. Que valgan la pena

Unas metas claras y definidas tienen que valer la pena.

¡Por favor!

Tu objetivo debe estar vinculado con tus propios valores personales. Esto significa que sepas “qué hay ahí para mí”.

Piensa en tus valores como aquellos sentimientos que sentirás como consecuencia de la realización de tu resultado y, lo que es más importante, los sentimientos no deseados de los que serás libre como resultado de la realización de ese resultado.

Enumera estos valores / sentimientos en detalle.

Tratar de conseguir por lo menos 4 o 5 de cada, es decir, aquellos que deseas sentir y aquellos que deseas evitar la sensación como resultado de la consecución de este resultado.

¿No es esto un montón de molestia…?

 

Algunas personas me han comentado que este proceso es un montón de molestias.

Estoy de acuerdo.

Hace falta un poco de imaginación y cuidado para crear unas metas que sean claras y alcanzables. Te podría tomar una hora o tres realizar todo el proceso.

Pero si tu objetivo no vale la pena dedicarle este tiempo es que no vale la pena en absoluto.

Hacerlo de esta manera toma un poco más de tiempo y requiere un poco más de preparación pero hace que el logro del resultado sea mucho más fácil ya el proceso centrará tu mente y tu energía y te permitirá reunir tus recursos y tu motivación para lograrlo.

La recompensa de unas metas claras y definidas.

Tener unas metas claras y precisas y cuidadosamente definidas aumenta significativamente la probabilidad de lograr tu objetivo. Definir de esta manera tu resultado lo cambia de ser un sueño a ser un objetivo.

La esperanza, si es necesaria, pero ¡el plan y la acción, también!

El que vive de esperanza morirá de ayuno.Ralph Waldo Emerson

Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Deja tu comentario: