La Perseverancia. El Atributo de un Carácter Ganador.
l Poder de la Perseverancia

El Poder De La Perseverancia

El Valor De La Perseverancia

Thomas Edison se negó a darse por vencido cuando sus primeros esfuerzos por descubrir el filamento de la lámpara incandescente de carbono no dieron sus frutos.

Edison continuó su búsqueda haciendo innumerables experimentos con una variedad de materiales, pero fracasaba.

Más tarde, el 13 de octubre de 1879, después de trece meses de repetidos fracasos, Edison finalmente tuvo éxito en su búsqueda de un filamento que soportara el estrés de una corriente eléctrica. Su perseverancia contra todos los pronósticos desalentadores había dado al mundo la maravilla de la bombilla eléctrica.

A los diecinueve meses de edad, Helen Keller contrajo una grave enfermedad que la dejó ciega y sorda.

A pesar de las probabilidades que se cernian en contra de ella, y con la ayuda de su familia y amigos, desarrolló un carácter ganador con un feroz sentido de la perseverancia. Ella se distinguió de las personas con discapacidades similares, al negarse a rendirse y ceder. El 28 de junio de 1904 Helen se graduó “Con Honores” en la Universidad de Radcliffe, siendo la primera persona sordo-ciega en obtener un título universitario.

Albert Einstein fue lento en aprender a hablar. De hecho, sus padres estaban tan preocupados por la falta de su hijo en su desarrollo normal del habla que consultaron a un médico. Durante la juventud de Einstein, un director que lo expulsó de la escuela, y otro dijo que él nunca llegaría a nada. Sin embargo, Einstein perseveró. Conocido por su teoría de la relatividad y, específicamente, la equivalencia masa-energía, expresada por la ecuación E = mc2,  Einstein recibió en 1921 el Premio Nobel de Física “por sus servicios a la Física Teórica, y especialmente por su descubrimiento de la ley del efecto fotoeléctrico. ”

Hoy su nombre es sinónimo de genio gracias en buena parte a su perseverancia.

La lista es interminable.

¿Cuál es el valor común de todos ellos? La perseverancia.

La perseverancia es el compromiso que hacemos con nosotros mismos a hacer lo que sea necesario para lograr nuestros sueños más preciados y metas. La perseverancia significa que nos negamos a renunciar a pesar de las dificultades que pueden rodearnos y pese a aquellos que nos dicen que nuestra meta es inalcanzable, o que somos unos ilusos.

La perseverancia es un atributo fundamental de un carácter ganador.

Permíteme contarte la historia del bambú japonés…

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece… ¡más de 30 metros!

¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años.

Pasos para mejorar tu perseverancia

1.- No renuncies. Cuando se trabaja hacia una meta y que alguien o algo te ofrece una excusa para darte por vencido, di “NO”. Así es que muchas personas están viviendo vidas hoy en día menos de lo que podrían haber tenido con no haber permitido que alguien o algo les robase sus sueños.

2- Superar el miedo con la fe. No dejes que el miedo dicte quién eres o qué eres capaz de lograr.

3.- Aprende de tus fracasos. Cada uno de nosotros experimenta fracasos a lo largo del viaje de la vida.

Hay una razón para esto: cada fracaso es la semilla de una lección bien aprendida. Cada fracaso que experimentamos refuerza un rasgo emergente de carácter sólido. Se trata de nuestros fracasos los que más contribuyen intensamente a nuestro desarrollo personal.

4.-Bienvenido a los tiempos difíciles. Estudios recientes de la psicología y la biología, confirman lo que nuestros abuelos sabían intuitivamente: la exposición a los tiempos difíciles nos hace más fuertes, y psicológicamente más resistentes. Cuando los tiempos difíciles surgen aquí hay algunas sugerencias a tener en cuenta:

a) Céntrate en lo que tienes, no en lo que has perdido o no tienes.

b) No ser cegados por la dificultad, la búsqueda de oportunidades que puedan existir como consecuencia de la situación.

c) Piensa acerca de cómo has sido ayudado por la dificultad: ¿cómo has cambiado tus valores personales, el efecto que ha tenido en tus relaciones con tu cónyuge y miembros de la familia,..? ¿cómo has cambiado mentalmente, físicamente, espiritualmente?

d) Piensa en los beneficios de cada caso: tal vez has vuelto a descubrir algunos de los valores personales, o redescubierto un sueño, o aprender más acerca de tu misión y propósito en la vida.

e) Ten en cuenta cómo la circunstancia ha hecho tu vida más significativa.

5.- Estar totalmente comprometido con tus metas. Cualquier cosa en la que te embarques hazlo con todo tu corazón. Invierte todo tu ser en cada proyecto. El éxito extraordinario exige un compromiso extraordinario.

6.- Siempre lo mejor. Nunca cometas el error de pensar que algo es menos que lo mejor que puedes hacer o conseguir. Hay un viejo adagio que es muy fiel, una ley del universo que dice que si piensas en lo mejor, lo mejor aparecerá en tu vida. Eleva tus criterios y úsalo como ventaja.

7.- Afronta el reto. Esto requiere disciplina y trabajo duro, pero haciendo lo que sea necesario para cumplir con el desafío es lo que se necesita para tener éxito. No hay atajos, no hay pasos laterales, no hay trampas.

8.- Nunca te rindas. En las palabras de Norman Vincent Peale, autor de El Poder del Pensamiento Positivo,

Si quiere llegar a alguna parte, usted tiene que saber dónde quiere ir y cómo llegar hasta allí, y nunca, nunca, nunca se rindaNorman Vincent Peale

Pues eso….

Empieza a adoptar estas premisas para agrandar tu poder de perseverancia.

 

Si te ha gustado el artículo “El Poder De La Perseverancia”, dale un “Me gusta”. Si conoces a alguien a quien le pueda interesar, compártelo en tus redes sociales. Y si tienes algo que decirme, hazlo en un comentario.

Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Deja tu comentario: