Descubre el Exquisito Arte de Tomar Magníficas Decisiones.
El Crítico Arte de Tomar Magníficas Decisiones

El Crítico Arte de Tomar Magníficas Decisiones

Tomar magníficas decisiones. Si, todos los días tomamos miles de decisiones. La mayoría de ellas no son importantes y serán de poca importancia para nuestra vida como un todo.

No obstante, en la época actual de tecnología en la que vivimos, nos bombardean cada vez con más opciones de las que hemos tenido antes. Desde elegir una aspiradora, decidir cuál es el trabajo a realizar, decidir cuándo acercarse a tu jefe sobre un tema importante, las decisiones que importan parecen surgir cada día.

Tomar magníficas decisiones con tantas opciones puede ser una tarea difícil debido a lo que se ha descrito como la “paradoja de la elección”; cuántas más opciones hay más maneras para que seamos decepcionados.

Experimentamos lo que se conoce como “parálisis por análisis” en la que evitamos tomar cualquier decisión porque tenemos miedo a equivocarnos. Escoger la mejor opción parece ser muy, muy importante.

En este post, me gustaría explicarte cómo funciona la toma de decisiones y cómo podríamos ser capaces de superar alguno de estos problemas y hacer posible tomar magníficas decisiones.

Pasos para tomar magníficas decisiones

En primer lugar, la verdad es que el futuro sigue siendo impredecible de muchas, muchas maneras.

El hecho de que tomes la decisión más inteligente en papel no significa que vaya a funcionar de la mejor manera.

Circunstancias cambiantes, suerte, todos aquellos acontecimientos imprevistos pueden convertirse en factores que determinan lo que sucede.

Es por esto que tienes que darte cuenta que no se puede nunca estar seguro de la “mejor” decisión. Me gustaría explicar que no se trata de tomar la decisión “correcta”, se trata de tomar la decisión que tu la haces “correcta” por la manera en que tratas con ella.

A veces, algo que no podría haber sido la mejor decisión pude hacerse la mejor decisión por cómo sigues adelante con ella.

Esto requiere encontrar un equilibrio perfecto entre la adaptación y enfrentamiento de lo que no va bien y el compromiso de saber “que todo entra” en la decisión específica.

Por ejemplo, a veces es posible que hayas tomado una decisión en la que te das cuenta que no está funcionando y hay que adaptar tu estrategia por el feedback que estás recibiendo.

Otras veces, no serás capaz de adaptarte y es apropiado implementar la decisión inicial al 100%. La mayoría de las veces las personas cometen errores por ser inflexibles o ser demasiado flexibles y no comprometerse con lo que han decidido en el primer lugar.

Una vez que seamos conscientes de esto, el siguiente punto de tomar una magnífica decisión es entender que aun cuando no tomes una decisión, esto en sí mismo, ya es una decisión: la decisión de no decidir.

Aun cuando no tomes una decisión, esto en sí mismo, ya es una decisión: la decisión de no decidir.

¡Twittealo!

La ausencia de una decisión casi siempre tiene consecuencias y por lo tanto puede ser visto como una decisión. Esta visión debe ayudarte a tomar una decisión más inteligente de una vez por todas, en lugar de evitar el proceso.

A continuación, para tomar magníficas decisiones mira a los futuros probables que puedan ocurrir como resultado de cada una de ellas.

Por ejemplo, si tienes cuatro opciones, ¿cuáles son las ventajas y consecuencias de cada opción? Imagina vívidamente dos tipos de beneficios y dos tipos de consecuencias negativas para cada una de ellas, a corto plazo y a largo plazo. Habrá algunos beneficios inmediatos para cada decisión y algunas consecuencias inmediatas. También habrá algunos beneficios a largo plazo y sus correspondientes consecuencias.

También es importante comprender los factores que puedan distorsionar tu capacidad de decidir lógicamente.

A veces nos vemos afectados por nuestras emociones y, a veces afectados por lo que llamamos sesgos cognitivos. ¿Qué emociones te pueden estar llevando por mal camino?

Por ejemplo, si sientes miedo, pregúntate si te sintieras optimista, ¿qué tipo de decisión harías? Es importante verificar la forma en que tus emociones pueden estar influyendo.

En términos de los sesgos cognitivos, hay muchos factores en juego aquí, pero una pregunta importante es "En lugar de lo que la decisión correcta o la mejor decisión? ¿Cuál es la decisión más útil?”

Al pensar en términos de utilidad, se es más propenso a considerar la opción más inteligente que cuando estás tratando de hacer las cosas “correctas”. También puedes preguntarte cuál es la opción que recomendarías a un amigo ya que se tiende a pensar de manera más objetiva para alguien más de lo que lo hacemos por nosotros mismos.

Otro factor importante de tomar magníficas decisiones es la evidencia que apoya cada opción.

¿Qué tan confiable es? ¿De dónde viene? ¿Qué tan seguro puedes estar? ¿Cómo tu experiencia apoya esta decisión?

Al reflexionar sobre estas preguntas, te encontrarás mucho más confiado y seguro en el proceso de tomar magníficas decisiones.

Un pensamiento más útil en las decisiones es considerar lo que vas a hacer en el caso de que la decisión no funcione bien.

Cuanto más preparado estés para cualquier eventualidad menos miedo sentirás acerca de tomar la decisión y más probabilidades hay de tomar una buena decisión, ya que no se basará en lo que podría salir mal, sino en lo que puede salir bien.

Prepárate para cualquier eventualidad y decidirás con fuerza más que con miedo.

Por último, pregunta a tu estómago cómo se siente acerca de cada decisión.

Si, si, no te rías. En esa parte tenemos un fuerte feedback instintivo.

¿Se siente bien al respecto? A menudo, tu instinto te dirá lo que es más inteligente y estúpido de hacer. Eso no significa que siempre lo tomes al pie de la letra ya que a veces tus sentimientos pueden afectar a las señales que recibes de esa parte.

En cambio, significa que después de haber pensado tus decisiones de manera crítica como lo has hecho siguiendo estas sugerencias, a continuación, puedes utilizar tu instinto como un punto de control final.

Así que, ahí lo tienes: un montón de pasos y estrategias que pueden ayudarte a tomar magníficas decisiones.

Obviamente, para la mayoría de las decisiones de tu vida no es necesario pasar por todo esto, pero si se trata de una decisión importante, estos pasos te podrían ayudar.

Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Deja tu comentario: