Solucionar cualquier problema es más fácil con esta estrategia
como solucionar cualquier problema

Cómo solucionar cualquier problema (o casi)

En la vida, nos enfrentamos a muchos problemas. No importa si los llamamos problemas, desafíos u obstáculos, son, en última instancia, problemas. Para saber solucionar cualquiera de esos problemas tenemos que pensar en la forma más útil posible. Se requiere aprender un sistema o estrategia que nos permitirá resolver adecuadamente cualquier problema de la manera más eficaz. En este video, quiero explorar algunas ideas clave que podrían ayudarte a solucionar cualquier problema con el que te encuentres.

Estrategia para solucionar cualquier problema

En primer lugar, entiende lo que estás tratando de lograr y cuál es el problema que te está impidiendo lograrlo. El elemento importante aquí es entender exactamente lo que quieres. Una vez que sepas esto, verás claramente por qué el problema es un problema. Si estás corto de dinero sólo se convierte en un problema cuando necesitas dinero para comprar algo. Esto te enseñará por qué el problema es un problema.

En segundo lugar, tienes que decidir entre qué emoción sientes como resultado de este problema y qué emoción quieres sentir que te ayudaría a resolver este problema. Por ejemplo, si no te gusta hablar en público y tu problema es que estás en frente de una audiencia, la emoción que experimentarás es el miedo. La sensación que deseas en cambio, es de seguridad y confianza. A veces puede ser claridad o convicción. Lo que sea mejor para ti sentir en ese momento.

En tercer lugar, entender por qué el problema apareció.. Esto no tiene por qué ser conocido pero es útil tener al menos una idea de lo que hiciste para que ocurriera. Cuando sabes lo que hiciste que para que se produjese puedes asegurarte de que tomas las medidas necesarias para evitar que suceda en el futuro. La prevención futura debe ser siempre una estrategia de futuro, cuando queremos solucionar cualquier problema.

A continuación, pregúntate cómo este problema en realidad puede ser beneficioso de alguna manera para ti. Explora cómo podría ser la mejor cosa que sucede. Descubre lo que te puede enseñar. ¿Cómo te puede hacer más fuerte, mejor y más inteligente? ¿Cuáles son las lecciones del problema?

En quinto lugar, entender qué recursos tienes a tu disposición y de cuales tienes control. ¿Tienes los medios para hacerlo? ¿Quién puede ayudarte? ¿Qué información o conocimientos o habilidades se necesitan?

En cuanto a esto último:

Busca a personas que sabes que han resuelto este problema y aprende de lo que hicieron. Investigar es la mejor práctica cuando te enfrentas a un problema. También puedes volver atrás en tu pasado y considera los problemas a los que te enfrentaste en el pasado que eran similares y cómo los resolviste.

Determina una estrategia y una fecha límite que funcione para ti. Se lo más realista posible en cuanto a lo que se necesita para resolver este problema.

Piensa en cuantas estrategias de seguridad vas a utilizar si tu estrategia principal no funciona.

Crea una historia sobre este problema y solución y determina lo que significa para para ti y para tu vida. La forma de pensar acerca de tus problemas en el pasado, presente y futuro tendrá una enorme influencia sobre la eficacia con la que vives tu vida.

Espero que hayas encontrado estas ideas y medidas útiles y que te ayuden la próxima vez que tengas que solucionar cualquier problema

Déjame saber cómo te va en un comentario….

Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Deja tu comentario: