Mejorar tus habilidades de comunicación para tu autoestima
Mejorar Tus Habilidades de Comunicación

Cómo mejorar tus habilidades de comunicación

Guía Para Mejorar Tus Habilidades de Comunicación en tu trabajo y en tus relaciones personales

 

Suena tan simple ¿verdad? decir lo que quieres decir.

¡Y ya está!

Pero con demasiada frecuencia, lo que tratamos de comunicar se pierde a pesar de nuestras mejores intenciones. Decimos una cosa, la otra persona oye otra cosa, y los malentendidos, la frustración y los conflictos sobrevienen.

Afortunadamente, puedes aprender a comunicarte con mayor claridad y eficacia y mejorar tus habilidades de comunicación. Ya sea que estés tratando de mejorar la comunicación con tu cónyuge, hijos, jefe o compañeros de trabajo, puedes mejorar las habilidades de comunicación que te permiten conectar eficazmente con los demás, construir confianza y respeto, y sentirse escuchado y comprendido.

Vamos con esta guía

Pero antes de nada…

¿Qué es una comunicación efectiva?

La comunicación es algo más que información de intercambio. Se trata de entender la emoción y las intenciones detrás de la información.

La comunicación eficaz es también una vía de doble sentido. No es sólo la forma en que se transmite un mensaje para que sea recibido y comprendido por alguien exactamente de la manera que querías, es también cómo escuchas para conseguir entender todo el significado de lo que se dice y para hacer que la otra persona se sienta escuchada y comprendida.

Más que las palabras que usamos, la comunicación efectiva combina un conjunto de habilidades que incluyen la comunicación no verbal, la escucha comprometida, controlar el estrés en el momento, la capacidad de comunicarse asertivamente, y la capacidad de reconocer y comprender tus propias emociones y las de la persona con la que te estás comunicando.

La comunicación efectiva es el pegamento que ayuda a profundizar tus conexiones con los demás y mejorar el trabajo en equipo, la toma de decisiones y la resolución de problemas. Te permite comunicar mensajes incluso negativos o difíciles sin crear conflictos o destruir la confianza.

Las barreras que impiden desarrollar tus habilidades de comunicación interpersonal de forma efectiva

El estrés y el no control de las emociones. Cuando estás estresado o emocionalmente abrumado, es más probable que malinterpretes a otras personas, envíes señales no verbales confusas o incluso, desagradables, y caigas en patrones instintivos no saludables de comportamiento.

Es útil en estos casos tomarse un momento para calmarse antes de continuar una conversación.

La falta de enfoque. No puedes comunicarte de manera efectiva cuando estás realizando múltiples tareas.

Por cierto, si las realizas te recomiendo encarecidamente que dejes ese mal hábito productivo.

Si estás planeando lo que vas a decir a continuación, soñando despierto, revisando los mensajes de texto, o pensando en otra cosa, es casi seguro que te pierdas las señales no verbales de la conversación. Es necesario mantener la concentración en la experiencia del aquí y el ahora.

Lenguaje corporal inconsistente. La comunicación no verbal debe reforzar lo que se estás diciendo, no contradecirla. Si dices una cosa, pero tu lenguaje corporal dice algo más, o lo contrario, tu oyente probablemente va a interpretar y sentir que estás siendo deshonesto. Por ejemplo, no se puede decir “sí” mientras sacudes tu cabeza de lado a lado.

Lenguaje corporal negativo. Si no estás de acuerdo con o te disgusta lo que se dice, es muy probable que tiendas a usar de manera inconsciente un lenguaje corporal negativo para rechazar el mensaje de la otra persona, como por ejemplo, cruzar los brazos, evitar el contacto visual, o tocarte los pies.

No tienes que estar de acuerdo, o no gustarte lo que se está diciendo, pero al mejorar tus habilidades de comunicación comunicarás de manera efectiva sin hacer que la otra persona se ponga a la defensiva.

Es importante evitar el envío de señales negativas.

A menos que tu objetivo sea ese…  😛

Mejorar tus habilidades de comunicación # 1: Ser un oyente enganchado

La gente a menudo se centra en lo que dice, pero la comunicación efectiva es menos acerca de hablar y más acerca de escuchar. Escuchar bien significa no sólo la comprensión de las palabras o la información que se comunica, sino también la comprensión de las emociones del hablante que está tratando de comunicar.

Cuando logras mejorar tus habilidades de comunicación te das cuenta de que hay una gran diferencia entre la escucha comprometida y simplemente oír. Cuando realmente escuchas (cuando se está comprometido con lo que se está diciendo) oyes las entonaciones sutiles en la voz de la persona que te indican cómo esa persona está sintiendo y las emociones que está tratando de comunicarte.

Cuando eres un oyente comprometido, no sólo vas a conocer mejor a la otra persona, sino que también vas a hacer que la persona se sienta escuchada y comprendida, lo que ayudará a construir una conexión más fuerte, más profunda entre ambos.

Mediante esta manera de comunicarse, también se experimentará un proceso que reduce el estrés y es compatible con el bienestar físico y emocional. Si la persona que está hablando es tranquila, por ejemplo, escuchar de una manera comprometida te ayudará a calmarte a ti también. Del mismo modo, si la persona está agitada, puede ayudarla a calmarse si escuchas de manera atenta y haciendo que la persona se sienta comprendida.

¿Cómo convertirse en un oyente enganchado y así mejorar tus habilidades de comunicación?

Si tu objetivo es entender y conectar con la otra persona, escuchar de una manera comprometida a menudo te vendrá naturalmente.

Pero si no es así, permíteme ofrecerte querido lector/a los siguientes consejos para mejorar tus habilidades de comunicación. Cuanto más los practiques,  más satisfactorias y gratificantes se convertirán tus interacciones con los demás.

Concéntrate completamente en tu interlocutor, su lenguaje corporal, tono de voz, y otras señales no verbales.

El tono de voz transmite emoción, así que si estás pensando en otras cosas, revisando los mensajes de texto o haciendo garabatos, es casi seguro que te pierdas las señales no verbales y el contenido emocional detrás de las palabras que se hablan.

Y si la persona que habla se distrae de manera similar, serás capaz de reconducirle. Si te resulta difícil concentrarte en algunas personas, trata de repetir sus palabras otra vez en tu cabeza hasta que refuerces su mensaje. Además te ayudará a mantenerte enfocado.

Favorece a la oreja derecha. El lado izquierdo del cerebro contiene los centros primarios de proceso tanto para la comprensión del habla como para las emociones. Desde el lado izquierdo del cerebro estás conectado con el lado derecho del cuerpo y favoreciendo a la oreja derecha puede ayudarte a detectar mejor los matices emocionales de lo que alguien está diciendo. Trata de mantener la postura recta, la barbilla hacia abajo, y la inclinación de tu oreja derecha hacia el interlocutor.

Esto hará que sea más fácil de recoger las frecuencias más altas de la voz humana que contienen el contenido emocional de lo que se dice.

Evita interrumpir o tratar de redirigir la conversación a tus preocupaciones, diciendo algo como: “Si piensas que eso es malo, déjame decirte lo que me pasó.”

A lo mejor te suena.

Escuchar no es lo mismo que la espera de tu turno para hablar. No puedes concentrarte en lo que alguien está diciendo si estás formando internamente lo que vas a decir a continuación. A menudo, la persona con la que estás interactuando puede leer tus expresiones faciales y saber que tu mente está en otro lugar. Es un proceso comunicativo entre mente inconscientes.

Muestra tu interés en lo que se está diciendo. Asiente con la cabeza ocasionalmente, sonríe a la persona, y asegúrate de que tu postura es abierta y acogedora. Fomenta a la persona para que continúe con pequeños comentarios verbales como “sí” o “ajá”.

Trata de dejar de lado el juicio. Con el fin de comunicarse de manera efectiva con alguien, no tienes que gustar o estar de acuerdo con sus ideas, valores u opiniones. Sin embargo, sí es necesario dejar a un lado tu juicio y negar la culpa y la crítica con el fin de entender completamente a una persona.

Mejorar tus habilidades de comunicación implica llevar una conexión profunda con alguien.

Proporciónale feedback. Si parece que hay una desconexión, refleja lo que se ha dicho parafraseando. “Lo que estoy escuchando es” o “Suena como que me estás diciendo,” son grandes maneras de reflejar de vuelta. No te limites a repetir lo que el interlocutor ha dicho textualmente; hazlo con tus palabras y que suene sincero.

“¿Qué quieres decir cuando dices …” o “¿Es esto lo que quieres decir?”  son excelentes preguntas para aclarar puntos de vista diferentes.

Mejorar tus habilidades de comunicación # 2: Presta atención a las señales no verbales

Cuando nos comunicamos cosas que nos importan, lo hacemos utilizando principalmente señales no verbales. La comunicación no verbal o lenguaje corporal, incluye expresiones faciales, movimiento corporal y los gestos, contacto visual, la postura, el tono de su voz, e incluso tu tensión muscular y la respiración. La forma de ver, escuchar, moverse y reaccionar a otra persona te dice más acerca de cómo se siente que las palabras por sí solas.

Desarrollar la capacidad de comprender y utilizar la comunicación no verbal y mejorar tus habilidades de comunicación, puede ayudarte a conectarte con otros, expresar lo que realmente significa, navegar por situaciones desafiantes y construir mejores relaciones en el hogar y el trabajo.

  • Puedes mejorar la comunicación efectiva mediante el uso de un lenguaje corporal abierto sin cruzar los brazos, de pie con una postura abierta o sentado en el borde de tu asiento, y mantener el contacto visual con la persona que te está hablando.
  • También puedes utilizar el lenguaje corporal para enfatizar o mejorar tu mensaje verbal acariciando a un amigo en la espalda mientras le felicitas por su éxito, por ejemplo, o golpeando tus puños para subrayar tu mensaje.

Consejos para mejorar la forma en que “lees” la comunicación no verbal

  • Ten en cuenta las diferencias individuales.  La gente de diferentes países y culturas tienden a utilizar diferentes gestos de comunicación no verbal, por lo que es importante tener en cuenta la edad, la cultura, la religión, el sexo, y el estado emocional al leer las señales del lenguaje corporal. Un adolescente estadounidense, una viuda afligida, y un hombre de negocios de Asia, por ejemplo, son propensos a usar las señales no verbales de manera diferente.
  • Mira las señales de comunicación no verbal como grupo.  No interpretes como absoluto un solo gesto o señal no verbal. Considera todas las señales no verbales que recibes, desde el contacto visual con el tono de voz al lenguaje corporal. Cualquiera puede caer de vez en cuando y dejar que el contacto visual se venga abajo, por ejemplo, o brevemente cruzar sus brazos sin querer.

Ten en cuenta las señales en su conjunto para tener una mejor “lectura” de una persona.

Consejos para mejorar tus habilidades de comunicación no verbal

  • Utiliza señales no verbales que coincidan con tus palabras.  La comunicación no verbal debe reforzar lo que se está diciendo, no contradecirla. Si dices una cosa, pero tu lenguaje corporal dice algo más, tu oyente probablemente sentirá que estás siendo deshonesto.
  • Ajusta tus señales no verbales de acuerdo con el contexto.  El tono de tu voz, por ejemplo, debería ser diferente cuando estás frente a un niño que cuando estás frente a un grupo de adultos.

Parece obvio ¿no? Pues te aseguro que no lo es tanto.

Del mismo modo, ten en cuenta la cultura y el estado emocional de la persona con la que estás interactuando.

  • Utiliza el lenguaje corporal para transmitir sentimientos  positivos, incluso cuando no estás realmente experimentándolos.

Si estás nervioso por una entrevista de trabajo, presentación importante o primera cita, por ejemplo, puedes utilizar un lenguaje corporal positivo que te dé la confianza necesaria, a pesar de que no la estás sintiendo originalmente. En lugar de entrar a una habitación con la cabeza hacia abajo, los ojos desviados, y dejarte caer en una silla, trata de caminar alto con los hombros hacia atrás, sonriendo y mantener el contacto visual. Esto hará que te sientas más seguro de tí mismo.

Mejorar tus habilidades de comunicación # 3: Mantener el estrés bajo control

Uno de los factores más importantes que es necesario tener en cuenta para comunicarse de manera efectiva,  es estar en control de tus emociones.

Y eso significa aprender a manejar el estrés.

Cuando estás estresado, es más probable que malinterpretes a otras personas, enviando señales no verbales confusas o desagradables, y caer en patrones instintivos “no saludables” de comportamiento.

Te voy a hacer una pregunta….

¿Cuántas veces te has sentido estresado durante un desacuerdo con tu cónyuge, tus hijos, tu jefe, amigos o compañeros de trabajo y luego te has lamentado más tarde de lo dicho o hecho?

Creo que también te suena. Hoy estoy en modo brujo  😀

Puedes aliviar rápidamente el estrés y volver a un estado de calma, y no sólo vas a evitar este tipo de remordimientos, sino que en muchos casos también podrás ayudar a calmar a la otra persona también. Es sólo cuando estás en un estado de relajación y de calma que serás capaz de saber si la situación requiere una respuesta, o si las señales de la otra persona indican que sería mejor permanecer en silencio.

Para entrar en ese estado, puedes leer este artículo

Mantener la calma bajo presión. Esencial para mejorar tus habilidades de comunicación

¡Espera!

Puedo intuir lo que me dices…

¡Jod@# Nacho, lo que me pides!

Si, es más fácil decirlo que hacerlo pero estos consejos pueden ayudarte a comunicarte de manera efectiva bajo presión.

  • Utiliza tácticas dilatorias para que tengas tiempo para pensar. Haz una pregunta repetida, o pide aclaraciones sobre una declaración antes de responder.
  • Pausa para “recoger” tus pensamientos. El silencio no es necesariamente una mala cosa. Una pausa puede hacer que parezcas más en control antes de apresurarte con tu respuesta.
  • Sé claro y específico. En muchos casos, la forma en que dices algo puede ser tan importante como lo que dices. Habla claramente, mantén un tono uniforme y haz contacto visual. Mantén tu lenguaje corporal relajado y abierto.
  • Envuelve con un resumen y luego detente. Resume tu respuesta y luego deja de hablar, incluso si dejas con esto un silencio en la sala. No tienes que llenar el silencio por seguir hablando.

Alivio de tensión rápida para desarrollar tus habilidades de comunicación eficaz

Cuando las cosas empiezan a ponerse calientes en el medio de una conversación, necesitas algo rápido e inmediato para reducir la intensidad emocional.

Al aprender a reducir rápidamente el estrés en el momento, puedes hacer frente con seguridad a las emociones fuertes que estás experimentando, regular tus sentimientos y comportarte adecuadamente. Cuando sabes cómo mantener un estado relajado de conciencia, incluso cuando ocurre algo desagradable, puedes permanecer emocionalmente disponible y comprometido y mejorar tus habilidades de comunicación.

Para lidiar con el estrés y así mejorar tus habilidades de comunicación puedes:

  • Reconocer cuando te estás estresando.  Tu cuerpo te lo dirá cuando te comunicas. ¿tus músculos están tensos? ¿Tu estómago te aprieta?¿Es tu respiración superficial?
  • Tómate un momento para calmarte  antes de decidirte a seguir una conversación o posponerla.
  • Trae tus sentidos al rescate  para manejar ese estado mediante la adopción de unas cuantas respiraciones profundas, apretando y relajando los músculos, o recordando una imagen tranquilizadora, viendo lo que veías, escuchando lo que escuchabas y sintiendo lo que sentías en aquel momento, por ejemplo.
  • Busca el humor en la situación.  Imprescindible. Cuando se usa apropiadamente el humor es una gran manera de aliviar el estrés cuando se comunica. Cuando tu o los que te rodean empezáis a tomar las cosas demasiado en serio, encontrareis una manera de aligerar el ambiente compartiendo una broma o una historia divertida.
  • Estate dispuesto a comprometerte.  A veces, si ambos podéis ceder un poco, podrás encontrar un punto medio satisfactorio que reduzca los niveles de estrés para todos los interesados.
  • Estar de acuerdo en no estar de acuerdo,  si es necesario, alejarse un tiempo de la situación para que todos puedan calmarse.  Ir a dar un paseo al aire libre si es posible, o pasar unos minutos meditando. El movimiento físico o encontrar un lugar tranquilo para recuperar tu equilibrio pueden reducir rápidamente el estrés.

Mejorar tus habilidades de comunicación # 4: Afírmate a ti mismo

Siendo directo y con una expresión asertiva hace que la comunicación sea clara y puede ayudarte a aumentar la autoestima y la toma de decisiones.

Ser asertivo significa expresar tus pensamientos, sentimientos y necesidades en una forma abierta y honesta, respetando a los demás. No significa ser hostil, agresivo, o exigente.

La comunicación efectiva es siempre acerca de la comprensión de la otra persona, no se trata de ganar una discusión o forzar tus opiniones sobre los demás.

Para mejorar tu autoconcepto:

  • Valórate a ti mismo y tus opiniones. Ellos son tan importantes como cualquier otra persona.
  • Conoce tus necesidades y deseos. Aprende a expresarlos sin infringir los derechos de los demás.
  • Expresa los pensamientos negativos de una manera positiva. Está bien estar enojado, pero hay que ser respetuoso también.
  • Recibe retroalimentación positiva. Acepta los cumplidos con gracia, aprende de tus errores, pide ayuda cuando sea necesario.
  • Aprende a decir “no”. Conoce sus límites (tus valores y contravalores. Puedes leer más aquí) y no dejes que los demás se aprovechen de ti. Busca alternativas para que te sientas bien contigo mismo/a
Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Deja tu comentario: