Cómo Cambiar las Creencias Limitantes con Tu Lenguaje
Cómo Cambiar las Creencias Limitantes. Descubriendo El Verdadero Problema

Cómo Cambiar las Creencias Limitantes. Descubriendo El Verdadero Problema

Muy a menudo no somos conscientes de nuestras creencias limitantes. Después de todo, si fuéramos conscientes de que nos están limitando, probablemente haríamos algo al respecto.

Si podemos identificar las creencias limitantes que nos frenan, nos estamos haciendo un gran servicio.

Una de las cosas más útiles que puedes hacer por ti mismo es seguir la pista y cambiar tus creencias limitantes. El consiguiente aumento de la conciencia de ti mismo te hará más eficaz como persona, ya que la autoconciencia es la piedra angular de la inteligencia emocional , y una gran inteligencia emocional es el mejor predictor de alto rendimiento en los roles de liderazgo y gestión.

El mejor lugar para ir en busca de las creencias limitantes es en situaciones donde te sientes sin salida, frustrado o un fracaso. Muy a menudo, estas situaciones se deben a que nuestras acciones, basadas en una creencia limitante no reconocida, hacen que sucedan. Por lo general, no vemos la relación (aunque las personas que nos rodean pueden verla a menudo), con las creencias limitantes que nos frenan ya que no nos parece como tales, sólo parece que “las cosas son como son”.

La creencia se convierte en una profecía autocumplida.

Si, por ejemplo, crees que la gente no te tomará en serio si dices lo que realmente piensas, tenderás a sentirte nervioso cada vez que te decidas a hablar. Este estado emocional sin recursos se expresará con voz temblorosa, una expresión facial de inseguridad, con un lenguaje corporal sumiso… y como la gente juzga tu credibilidad en gran medida a través de las señales no verbales, es probable que no te tomen en serio.

Y ¡zás!… profecía autocumplida

La creencia se ha demostrado una vez más, y el recuerdo del episodio se sumará a la “base de datos” de otras experiencias de referencia de apuntalamiento de la creencia y haciéndola parecer incluso “más verdadera” que antes.

¿Cómo podemos cambiar esto? El verdadero problema en una reunión en la que deseas influir no es realmente si te toman en serio, sino si influyes en las decisiones que se toman. Ser tomado en serio es sólo un medio para ese fin. Si estuvieras centrado en el verdadero problema – el resultado deseado de desarrollar la reunión por el camino que quieres – tu atención se centraría fuera de ti mismo, de cómo la reunión se va dando, cuando la gente podría estar lista para cambiar de opinión, y en lo que tendrías que hacer para persuadirlos.

En consecuencia, serías menos consciente de ti mismo, más creíble, y tendrías más probabilidades de alcanzar tu verdadero resultado deseado.

Incluso si la decisión no ha sido la que querías, un enfoque positivo y útil después de la reunión sería prestar atención a lo que podrías aprender de cómo fueron las cosas, en lugar de golpearte verbalmente a ti mismo sobre cómo la cagaste.

Cómo serías más eficaz en la próxima reunión, y capaz de aprender de cualquier contratiempo.

Por lo tanto, una buena manera de cambiar las creencias limitantes, una vez que se identifican, es preguntarse…

¿Cuál es el verdadero problema aquí?

¿Cuál es mi verdadero resultado deseado en esta situación?

¿En qué otra cosa podía centrarme que fuese más útil?

 

Un Patrón de Lenguaje Para Cambiar Tus Creencias Limitantes

Piensa en una situación en la que te sientes incómodo, sin recursos, o que no estás consiguiendo los resultados que deseas.

¿Qué juicio o generalización negativa has hecho sobre ti mismo, sobre los demás, o sobre cómo son las cosas, y lo que es el resultado deseado implicado en ese juicio?  (Por ejemplo, el juicio o generalización en el caso de la persona anterior que habla nerviosa podría ser “ponerse nervioso en las reuniones significa que la gente no me va a tomar en serio.” El resultado deseado puede ser “Quiero que la gente me tome en serio”, o incluso “Quiero escapar de esta reunión y evitar todas las reuniones en el futuro. “)

Pregúntate qué otros resultados podrían ser más útiles o relevantes en esa situación. Por ejemplo, estos podrían incluir convertirte en un orador más creíble, o influir en la reunión para ir de la manera deseada por ti. Si te quedas atascado, pregúntate a ti mismo “Teniendo en cuenta que a veces me encuentro a mí mismo en estas situaciones, ¿qué es lo que quiero que suceda? Si el resultado con el que me identifiqué fue un medio para un fin, ¿qué fin sería? “(Nota: el “teniendo en cuenta que a veces me encuentro a mí mismo en estas situaciones’ es importante, ya que identifica la opción “escapar y evitar” como no relevantes o útiles en esa situación).

Elige cuál de estos resultados hace que la generalización o juicio negativo sea menos relevante, y nota hacia donde diriges tu atención. ¿Qué quieres ahora decidir creer acerca de la situación a la luz de este nuevo resultado? (Por ejemplo, “Estoy aprendiendo a notar lo que funciona en las reuniones, con el fin de influir en las decisiones que se alcanzan”).

Espero que este patrón de lenguaje te sirva para hacer conscientes tus creencias limitantes y cambiarlas.

 

Si te ha gustado el artículo “Cómo Cambiar las Creencias Limitantes. Descubriendo El Verdadero Problema”, dale un “Me gusta”. Si conoces a alguien a quien le pueda interesar, compártelo en tus redes sociales. Y si tienes algo que decirme, hazlo en un comentario.

Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Carlos - abril 9, 2017

Gracias por tus consejos y ejemplos … Son de utilidad para mí, un abrazo !!!

Reply
Deja tu comentario: