Alergias: Cómo Reeducar A Tu Sistema Inmunológico
Alergias: Cómo Reeducar A Tu Sistema Inmunológico

Alergias: Cómo Reeducar A Tu Sistema Inmunológico

¡Esta Alergia Me Mata….!

Ahora es está generalmente aceptado, incluso en los círculos médicos convencionales, que los eventos traumáticos o experiencias son “recordadas” por nuestra mente subconsciente mientras son despedidos o “olvidado” por nuestro consciente. Pero esa memoria subconsciente puede, sin que seamos conscientes de ello, no sólo afectar a la forma en que pensamos, sino también a la forma en que nuestros cuerpos se comportan.

La lógica de esta suposición es que si se puede cambiar esa memoria subconsciente (de una experiencia negativa a una positiva, por ejemplo) es posible que también seamos capaces de cambiar la forma en que se piensa y cómo se comporta el cuerpo.

 Imagínate si las alergias fueran curables.

¿No sería genial?

Podrías recibir a la primavera sin estornudar, ir a un restaurante de tu elección y poder comer lo que te apeteciera, comprar lo que quisieras en el supermercado sin estudiar los ingredientes…

Vaya ya oigo tu respuesta…

 “¡Imposible! Me han dicho que las alergias no se pueden curar. “

No lo creo, sólo que no hemos descubierto la manera de curar las alergias no es que no puedan curarse.

Siempre será posible volver a la luna, pero hasta hace 50 años no se sabía cómo.

Tal vez es posible curar las alergias, pero todavía no hemos descubierto cómo hacerlo. Permíteme describirte cómo aparece las alergias desde la perspectiva de un Master Practitioner en PNL.

Imagina que tu sistema inmunológico es una parte de un ejército sofisticado que protege el país contra los enemigos invasores. Tiene tu radar para detectar cualquier extranjero y varios batallones de tropas que están en stand by, a la espera. Supongamos que hay un muchacho viendo en la pantalla del radar a una inocente furgoneta de helados (el alérgeno) y lo confunde con un tanque enemigo (bacteria o un virus). Pensando que está bajo un ataque, emite una orden para destruir la furgoneta de helados. Fuertemente armadas atacan las tropas y en unos instantes la furgoneta y los civiles en la zona han sido destruidos (no es de extrañar eso del color rojo y la hinchazón).

En nuestra analogía, la inocente furgoneta de helados es ese alérgeno que tanto afecta a tu vida. Los médicos coinciden en que una alergia es un error de interpretación del sistema inmunológico– los alérgenos en sí mismos no tienen la capacidad de dañar el cuerpo – es sólo la respuesta del cuerpo a que la sustancia es peligrosa. La furgoneta de helados no tiene armas, al igual que un cacahuete no tiene ninguna capacidad de atacar a otras células de tu cuerpo.

Entonces, ¿qué opciones tenemos?

Una de ellas sería desterrar todas furgonetas de helados de la zona (evitar tu alérgeno). Otra sería dar droga a nuestras tropas para que no peleen eficazmente (antihistamínicos). Pero la mejor manera, con mucho, sería enseñar al hombre del radar la diferencia entre una furgoneta de helados y un tanque (educación).

El campo de la Programación Neuro-Lingüística (PNL) proporciona métodos prácticos para ayudarnos a tratar de volver a educar a nuestro sistema inmunológico. Nos enseña a utilizar herramientas seguras como puede ser nuestra imaginación.

Cada uno de nosotros experimenta procesos de PNL en la vida cotidiana. Por ejemplo, ¿alguna vez has visto una película triste y tus ojos se han regado de lágrimas? ¿O una comedia y te has reído a carcajadas? Por supuesto, sabemos que la película no es real, y sin embargo, produce cambios en la química de nuestro cuerpo como si lo fuera.

Imaginar una película es una de las maneras que la PNL puede ayudar a cambiar la química del cuerpo y enseñar al sistema inmunológico a comportarse de manera más apropiada. Nos imaginamos la respuesta actual de nuestro cuerpo y la reemplazamos con una imagen de cómo queremos que nuestra respuesta sea. Si bien esto no es, obviamente, todo lo que hay que hacer para trabajar con las alergias, si es una parte muy importante y de gran alcance del proceso.

También puede ayudarte a examinar cómo y cuándo desarrollas tus alergias e intolerancias alimentarias.

A menudo cuando realizo este proceso, encuentro que las alergias comienzan en tiempos de transición en nuestras vidas. Todos pasamos por grandes cambios como la pubertad, salir de casa, casarse o convertirse en padre. O más sutiles, como tener un hermano menor, aprender a caminar o cambiarte de escuela. Estos cambios afectan cómo nos vemos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea y también pueden afectar la manera en que vemos las cosas en el interior (en un nivel celular).

En nuestra analogía del ejército, es como si la máquina de radar haya sido sustituida por un modelo diferente. Las cosas se ven diferentes. El hombre del radar ya no reconoce un huevo (por ejemplo) como ofensivo, por lo que tiene que volver a aprender si es amigo o enemigo.

Supongamos que contraes la gripe y en ese momento te estás comiendo un huevo. El hombre del radar no está seguro de cuál de las dos cosas estás haciendo mal y para estar seguro, etiqueta las dos acciones como virus.

Y ahí está el error.

La próxima vez que entres en contacto con el mismo virus de la gripe, el hombre del radar no espera que estés enfermo de nuevo. Lo reconoce y ataca inmediatamente. Es por eso que no nos contagiamos de la misma gripe dos veces.

El problema es que el huevo está en la misma categoría etiquetado como un enemigo. Así que la próxima vez que el hombre del radar detecte un huevo, envía a las tropas de forma automática.

Y eso es una alergia.

Parte del proceso de re educación con PNL implica encontrar la manera en la que tus alergias podrían haber sido desarrolladas. Con la perspectiva del tiempo, tu cuerpo podría haber actuado de otra manera. Usando tu imaginación, puedes darle a tu cuerpo la información correcta que había logrado comprender en ese momento crítico.

Estas técnicas se han utilizado con éxito durante más de 15 años para ayudar a los enfermos de alergias e intolerancias alimentarias a re-educar a sus cuerpos. Obviamente, no funcionan para todos o para cada alergia, pero están libres de medicación, no invasivos y no implican el contacto con tu alérgeno.

Mi trabajo se desarrolla en su totalidad en “reprogramar” la forma en que tu sistema inmunológico ve, y por lo tanto reacciona a tu alérgeno. El tratamiento consiste en un máximo de tres sesiones de dos horas y aunque no tienes que creer en el proceso para que funcione, tienes que desear el resultado.

Y además soy muy insistente en que debes volver a tu médico o a tu especialista en alergias para ser reexaminado de tu alergia antes de asumir que ha desaparecido.

 

Si te ha gustado el artículo “Alergias: Cómo Reeducar A Tu Sistema Inmunológico”, dale un “Me gusta”. Si conoces a alguien a quien le pueda interesar, compártelo en tus redes sociales. Y si tienes algo que decirme, hazlo en un comentario.

 

 

Nacho Fernandez

Nacho Fernández es el autor del blog Terapia y Crecimiento Personal donde comparte estrategias y habilidades para ayudarte a que construyas una autoestima sana alejándote de los miedos para que tomes la iniciativa en tu vida. Puedes ver más acerca de Nacho en este enlace

Haz clic aqui para dejar tu comentario

Deja tu comentario: